viernes, 20 de abril de 2007

El canon de la SGAE

Lo del canon es de las cosas que más perplejo me tiene del funcionamiento de este país. No conozco a ningún otro colectivo que tenga derecho a cobrar impuestos al resto de los ciudadanos por su cara bonita.

Pero es que, además, para concederles este derecho se pisotea el derecho de todos los demás a la presunción de inocencia. Te voy a ir cobrando ya, no sea que luego utilices esto para grabar algo mío. Inaudito.

Y además, es inevitable, cuando le das a alguien el pié, se quiere coger la mano. A los señores de SGAE les parece poco la cantidad que recaudan y QUIEREN MÁSSSS (léase ésto babeando, frotándose las manos, mientras cuentan sus monedas).

Estamos a la espera de la nueva ley que ordene los conceptos por los que va a ser obligatorio pagar el canon digital, y los avaros QUIEREN MÁSSSS.

¿¿Cómo es posible que nos quieran cobrar por una cámara de fotos?? ¿Hay alguien que conozca a el caso de alguien que utilice una cámara de fotos para la duplicación fraudulenta de contenidos protegidos por el copyright? Yo no conozco a nadie. ¿Y por los discos duros? hombre, se puede almacenar música en ellos, pero su utilización mayoritaria es para almacenar programas. La música puede pasar por el Disco Duro, pero acaba en un CD la inmensa mayoría de las ocasiones (CD virgen por el que ya pagas canon). ¿Y por las cámaras de vídeo? señores, NO SE UTILIZAN PARA ALMACENAR MÚSICA PIRATEADA ¿Porqué coño le voy a pagar a la SGAE por comprar una cámara de fotos o de vídeo, o un disco duro (etc)? ¿Y el daño que están haciendo a la industria electrónica? ¿Cuántas tiendas de informática han cerrado por el tema de los CD’s vírgenes?

Cuando yo era chaval, se decía que iban a cobrar un canon en las cintas de cassette. Yo estaba todo preocupado porque no podía pagar más por el sencillo motivo de que no lo tenía. En aquel entonces se autorizó la copia privada y no subieron las cintas. Desde entonces he comprado a la industria discográfica unos 350 vinilos y 800 cd’s. Si no hubiera tenido acceso a grabar los vinilos de los hermanos mayores de mis amigos, seguramente no me hubiera aficionado tanto a escuchar música y habría gastado bastante menos.

Los chavales de ahora tienen más pasta de la que yo tenía en aquellos entonces, y ellos sí que pueden comprar discos. Y todos quieren más discos de los que pueden pagar. Cuando un disco “te lo prestan”, ya no te lo vas a comprar, es cierto, pero ese dinero irá a otro disco, al siguiente de tu lista de “deseados”. Eso sí, disfrutas de más música, pero la industria musical se lleva lo mismo.

Muchos de los discos de mi colección son grabados y, lejos de suponer una pérdida económica para el artista, en muy numerosas ocasiones, ha supuesto que haya ido a la tienda a comprar música de alguien a quien, hasta entonces, no conocía.

Yo soy informático. Como tal, compartimos con los músicos el hecho de que nuestro trabajo se puede copiar indefinidamente. ¿Porqué no hay canon para los programas, si también tienen copyright?

Me gustaría disponer de datos reales sobre la utilización de los CD’s y DVD’s (los únicos que he leído son de ASIMELEC, que también es parte interesada en esta disputa). Me gustaría saber qué porcentaje de ellos se utilizan para copiar los discos de los afiliados a la SGAE, y no entiendo como el ministerio no ha hecho un estudio detallado antes de decidir qué importe de canon es el que se considera justo (al menos no han hecho públicos esos datos).

Dado que estamos colonizados culturalmente por el imperio yankee, vistas las listas de ventas, vista la cartelera y los rankings de las películas más taquilleras y la crisis del cine español, la cantidad de CD’s que se dedican a copiar programas, los que se utilizan para datos personales, para copias de seguridad, etc, ¿cuánto se están llevando estos señores de cada disco virgen en el que se haya copiado algún contenido de los suyos?

Y es que nos cobran 22 céntimos por CD virgen desde 2005. Pero si sólo uno de cada cuatro se utiliza para copiar sus contenidos, se están llevando casi un euro, por no hacer nada. No lo duplican, no lo distribuyen, no lo venden.

Teniendo en cuenta que el precio de un CD virgen baratito y sin canon está sobre los 22 céntimos, pagamos cuatro veces más de canon que por el CD virgen. A mí me parece un abuso. Es un abuso.

Dicen que los músicos tienen que vivir. Pues que adapten su modelo de negocio, como han tenido que hacer tantos y tantos sectores. En lugar de ver la oportunidad que se les brinda, se están echando a la gente encima, por avaros y sinvergüenzas.

Precisamente los músicos se llevan una birria de la venta de sus discos, quienes se llenan los bolsillos son las discográficas. Ellos sacan mucho más de las giras y actuaciones en directo. Y ¿no ganan más dinero en los conciertos si se han hecho famosos gracias a la Internet? ¡Que se lo pregunten al Koala! Pero claro, si les dan la oportunidad de cobrar a la gente lo que no les dan en la discográfica, ellos felices.

Y si no se pueden mantener tantos “artistas”, pues que se dediquen a otra cosa, como los pescadores, como los trabajadores de los astilleros, como los trabajadores del campo, ... Si no son rentables, ale, al tajo.

Ya hay suficiente música en el mundo para los próximos siglos, que se queden sólo los que aporten algo a la cultura, que son muy poquitos.

El resto de los currifichantes de este país normalmente trabajamos 5 días por semana y durante muuuuchos años. Ellos quieren currar hoy y seguir cobrando toda la vida por ese esfuerzo.

Jamás he visto a un albañil que se pase día tras día por aquella casa que construyó hace treinta años para que le sigan pagando por el esfuerzo de aquel día de trabajo en que levantó aquella pared tan cojonuda y que todavía aguanta. Los músicos sí.

P.D. He comprado en Internet DVD's vírgenes a 20 céntimos. El canon que les correspondería es de 1,4€, un 700% de su valor. Sin comentarios.

1 comentario:

elquehabladesdeelsilencio dijo...

Creativos, creadores y creacionistas: la trinidad de los inútiles. Unámonos al grito de NO MAS MUSICA! Ya hay de sobra